Cómo quitar las bolsas de los ojos

¿Quieres saber cómo quitar las bolsas de los ojos?

Cómo quitar las bolsas de los ojos, bueno, ahora pasamos a algo más serio: las bolsas. ¿Por qué digo más serio? Porque claramente, no es como las ojeras.

Es mucho más pronunciado, y obviamente se nota mucho más.

En primer lugar, debes saber que eliminar las bolsas de los ojos no es tan sencillo como eliminar las ojeras.

Naturalmente, no se pueden eliminar por completo, sino sólo disminuirlas…

Si tiene unas bolsas realmente llamativas y poco atractivas que le están arruinando la vida, me veo obligado a decirle que seguramente necesitará operarse para eliminarlas.

La hinchazón bajo los ojos tiene varias causas. Por ejemplo, pueden deberse a la retención de agua o a una pequeña masa de grasa situada en los párpados inferiores.

Bueno, también puede deberse a una falta de sueño muy grave a lo largo del tiempo, o incluso a la herencia. Y para esto último, ¡simplemente no tenemos suerte!

Por supuesto, cuanto mayor sea la persona, además de los factores externos (tabaquismo, alcohol, demasiada grasa, demasiada sal, mala higiene, etc.), las bolsas de los ojos tenderán a aumentar.

Vamos, mírate en el espejo ahora. ¿Ves alguna bolsa bajo los ojos? Si es así, me gustaría darte algunos consejos para reducirlos. He dicho que se desvanece, ¿verdad?

Consejo 1 de cómo quitar las bolsas de los ojos: El té

Para reducir las bolsas de los ojos, puedes utilizar bolsas de té, al igual que para las ojeras.

Habrás comprendido que esto no tendrá el mismo efecto, pero al menos te permitirá tener un aspecto menos pesado y más relajado. El método es el mismo que para las ojeras.

Consejo 2 de cómo quitar las bolsas de los ojos : Compresas

También se pueden desvanecer las bolsas de los ojos con compresas muy, muy frías. De hecho, entienda que las bolsas formarán una especie de edema bajo sus párpados.

Por lo tanto, el frío extremo reducirá este edema y, por extensión, sus bolsas.

Este es el método:

  • Tome dos compresas.
  • Póngalos en el congelador la noche anterior o por la mañana unos treinta minutos antes de utilizarlos.
  • Aplique cada compresa en cada bolsillo durante unos diez minutos.
  • Retire las almohadillas y vea el resultado.

Para obtener los mejores resultados, le recomiendo que lo haga todas las mañanas. Eso sí, si tienes el tiempo y, sobre todo, el valor.

Consejo 3 de cómo quitar las bolsas de los ojos: Agua

Al igual que en el caso de las ojeras, para reducir las bolsas de los ojos también hay que beber mucha agua a diario.

De todas formas chicos, no hay ningún misterio y veréis el resultado tanto en vuestras ojeras como en vuestras bolsas si bebéis mucha agua.

Cuanto más se beba, mejor. Si consigues beber 1,5L al día, eso ya está muy bien.

Consejo 4 de cómo quitar las bolsas de los ojos El gesto antibolsa

Para potenciar la circulación sanguínea de tus ojos y de tu rostro en general, también puedes realizar un «gesto» antibolsas para reducirlas.

Consiste en estimular la circulación sanguínea con pequeños gestos muy cortos y sencillos por la mañana.

Este es el método:

  • Con los cinco dedos abiertos, golpea ligeramente toda la parte superior del cuerpo, empezando por la parte superior del pecho y bajando hasta el cráneo (esto incluye el pecho, el cuello, la cara, la frente y la cabeza)
  • A continuación, con el pulgar y el índice, pellizca (¡pellizca suavemente!) por toda la cara durante uno o dos minutos, para relajar el tejido cutáneo.
  • Por último, todavía con los dedos «pellizcados», pellizca el contorno de los ojos (debajo de los ojos) desde el interior hacia el exterior, haciendo varios viajes de ida y vuelta, esto ayudará a reducir las bolsas y revitalizar la zona de debajo de los ojos

Para que esto sea efectivo, debes hacerlo regularmente.

Consejo 5 de cómo quitar las bolsas de los ojos Suero para los ojos

Terminaré diciendo que si no te apetece acudir a todos estos consejos caseros, también puedes comprar un sérum para ojos que te ayudará a reducir las bolsas.

El problema (lo sé, me repito) es siempre la composición de los productos.

Muchos de estos productos no serán buenos para tus ojos, al contrario. Por lo tanto, lo mejor sería pedir consejo a alguien con experiencia en productos naturales antes de hacer cualquier compra.

Si estás acostumbrado a comprar este tipo de productos y sabes distinguir los buenos de los malos, ¡adelante!